Link completo de la nota: http://miradorprovincial.com.ar/?m=interior&id_um=170324

10-05-2018
Labor parlamentaria en Diputados

Sin consenso para apurar la reforma constitucional

Sin consenso para apurar la reforma constitucional
Cinco serán las comisiones que deberán analizar los textos presentados por el Poder Ejecutivo y por los diputados Rubeo y Cavallero. Lifschitz y Farías con diputados oficialistas.

Mario Cáffaro
redaccion@miradorprovincial.com


La decisión de los jefes de bloque de la Cámara de Diputados de enviar a cinco comisiones los proyectos de reforma constitucional parece sepultar los deseos del Poder Ejecutivo de tener aprobado este mes la ley que declara la necesidad de avanzar con dicho proceso. Asuntos Comunales, Educación, Derechos y Garantías; Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales y Legislación General deberán dictaminar el tema antes de la llegada al recinto. El nuevo orden será oficializado el jueves próximo cuando la Cámara Joven reanude el período de sesiones ordinarias.

El gobernador Miguel Lifschitz y el ministro de Gobierno, Pablo Farías, intentaron apurar el trámite ayer por la mañana cuando se reunieron con los jefes de los diferentes bloques que componen el Frente Progresista Cívico y Social, pero los parlamentarios les hicieron notar que están lejos de los dos tercios de los votos que se requieren para aprobar el proyecto. Es más, Farías se comunicó incluso con algunos jefes de bloques opositores para solicitarles agilidad en el trámite legislativo.

El presidente de la Cámara, Antonio Bonfatti, convocó a labor parlamentaria para definir las comisiones que discutirán el mensaje del Poder Ejecutivo y los proyectos que sobre reforma ingresaron Luis Rubeo (PJ) y Héctor Cavallero (PPS). La reunión fue de Bonfatti con los 18 jefes de bloques, sin los secretarios parlamentarios. “Es una reunión política” se les dijo a los secretarios. Fue rápida. Cada uno de los participantes conoce lo que piensan sus pares sobre el tema y cuál es el posicionamiento político de su sector. Acordaron informar a los medios que la resolución era que el camino empiece a desandarse en Asuntos Comunales que preside el radical Fabián Palo Oliver, seguirá por Educación en manos del socialista Julio Garibaldi.

En tanto, ratificaron las otras tres comisiones enviados los proyectos en forma provisoria el jueves pasado. Derechos y Garantías que preside Alicia Gutiérrez (SI), Presupuesto y Hacienda encabezada por Julián Galdeano (UCR) y cerrará Asuntos Constitucionales en manos del socialista Rubén Galassi.

Además acordaron que instituciones o entidades que quieran exponer sobre la reforma serán derivadas a la última comisión. Las cinco comisiones fueron dispuestas por consenso. “No podemos llevar el tema a votación al recinto porque quedaría expuesto que el tema no tiene más de 24 o 25 adhesiones” razonaba un socialista. La propia Constitución determina que para avalar la apertura del proceso de reforma se necesitan dos tercios de los votos en ambas cámaras. En Diputados el número es 33.

Casa Gris
Previa a la reunión de Parlamentaria los presidentes del interbloque del Frente estuvieron reunidos con el gobernador y el ministro de Gobierno ante los que expusieron la situación política en la cámara baja. Los socialistas Galassi y Eduardo Di Pollina, los radicales Santiago Mascheroni y Edgardo Martino más Gabriel Real (PDP), Verónica Benas (Pares), Gutiérrez (SI) y Ariel Bermúdez (CC- ARI). No asistió Alejandro Boscarol, radical también, pero que no acompaña el proyecto del Ejecutivo.

El Frente ya había perdido en el primer año a Rubén Giustiniani y Silvia Augsburger. De los 28 diputados con que el Frente llegó a Legislatura en diciembre de 2015, en principio 25 apoyarían el intento de la Casa Gris aunque un grupo de radicales hizo saber que no está de acuerdo con muchos de los puntos del mensaje. Es más: avalaron el proyecto enviado por el entonces gobernador Hermes Binner que fue trabajado por los diferentes partidos frentistas. También el socialismo le hizo notar al Ejecutivo algunos problemas en la redacción del mensaje que ameritarían ser discutidos.

La mayoría de los diputados frentistas consideran necesario buscar un consenso político para avanzar con la reforma y se comprometieron a trabajar en ese objetivo que es compartido por los opositores. Tanto justicialistas como el interbloque Cambiemos dijeron ser reformistas. También la izquierda aunque propone someter a reforma todo el texto constitucional.

La elaboración de un consenso demandará meses de trabajo legislativo y hay decisión de encarar ese proceso. Claro, los tiempos son diferentes a los del Ejecutivo que pretende tener la ley a fin de mes para abrir el proceso electoral en 120 días y luego fijar un plazo de 40 días para la convención.

Todo con el objetivo de tener reformada la Constitución sobre fin de año. Caso contrario, en febrero deberán estar inscriptos los candidatos para la primaria del año próximo.

De los 28 diputados con que el Frente llegó a la Legislatura en diciembre de 2015, en principio 25 apoyarían el intento de la Casa Gris aunque un grupo de radicales hizo saber que no está de acuerdo con muchos de los puntos del mensaje.




 



miradorprovincial.com - Copyright 2018