Martes 22.01.2019 | 05:11 hs


10-01-2019 / Campaña solidaria

En Concordia reciclan lentes usados para dárselos a los que menos tienen

Oftalmólogos tuvieron la idea luego de que una mujer donara anteojos que sus hijos ya no usaban. Desde la fundación a la que pertenecen publicaron el pedido en las redes sociales y los resultados fueron sorprendentes. La solidaridad, protagonista de la movida.


Belén Fedullo
redaccion-er@miradorprovincial.com

Con la intención de comenzar el nuevo año dando una oportunidad a las personas que no tienen recursos, integrantes de la fundación Razzari, que es parte de una reconocida clínica oftalmológica de Concordia, iniciaron una movida que obtuvo mejores resultados de los esperados.
Usando las redes sociales como medio para dar a conocer la idea, en distintos “posteos” daban a conocer la iniciativa y explicaban que el “programa de reciclaje de anteojos” pretendía dar un uso solidario a los lentes en desuso.

¿Cómo es que con lentes usados se puede ayudar? Muy fácil, lo que los médicos de la fundación pretenden es cubrir la necesidad de pacientes que atendían en distintos lugares, haciéndoles obtener los anteojos sin tener que preocuparse por el dinero o, al menos, para que puedan abaratar los costos de los marcos.

La campaña comenzó a mediados de diciembre y en menos de 15 días la fundación ya contaba con más de 300 pares de lentes, número que sorprendió a los médicos organizadores y demostró que había ciudadanos dispuestos a colaborar con los demás.

Nacimiento de la idea y trabajo solidario

Darío Busto es médico oftalmólogo, integra el equipo de la clínica, forma parte de la fundación Razzari y es uno de los impulsores de la campaña. En diálogo con Mirador Entre Ríos, contó: “La idea nació a partir de que teníamos muchos pacientes de bajos recursos que atendíamos y nos encontramos que después de los exámenes que les hacíamos, sobre todo a los chicos, los padres no tenían la posibilidad de acceder a los lentes. Entonces se nos ocurrió que una posibilidad sería donarles los lentes que otras personas no usaban y así dimos comienzo a esta campaña”.

El equipo de profesionales que trabaja a diario en conjunto también tiene tiempo para realizar otro tipo de actividades gratuitas para que quienes no pueden acceder a una consulta tengan la chance cuidar su salud. “Todos los años participamos de la campaña de detección de glaucoma y diabetes y desde hace dos años hacemos campañas de detección de ambliopía que se da en pacientes pediátricos”, señaló el médico y aclaró: “Este otro tipo de campaña con materiales como anteojos no habíamos hecho y tampoco habíamos escuchado ejemplos de este tipo. Es la primera vez que la realizamos nosotros en Concordia, y no habíamos participado en ninguna campaña similar”.

La respuesta al interrogante que surge sobre el nacimiento de la particular idea es muy sencilla. Las cosas que pasan cotidianamente hacen que las ganas de ayudar encuentren gestos motivadores en todos lados. “Se nos ocurrió organizar esto por iniciativa de una persona que trabaja con nosotros. Ella tenía unos lentes de los hijos, que ya no usaban, y decidió donarlos. A partir de allí se nos ocurrió pedir donaciones a todos aquellos que tienen lentes en desuso, que fueron acercándolos en distintos horarios a la clínica”, explicó Busto.

Sobre la entrega a los pacientes, el médico comentó: “Ya hemos entregado algunos lentes a personas que necesitan, de hecho, operamos a ocho pacientes que vinieron desde Misiones, pacientes que pertenecen a la comunidad guaraní y ya a dos de ellos le hemos entregado lentes que han sido donados”.

Los pacientes de la comunidad aborigen guaraní llegaron con distintas patologías a hacerse ver y varios de ellos fueron intervenidos. Días antes, pacientes menores de edad de San Salvador, habían sido intervenidos por casos de estrabismo.

Respuesta de la gente

Aunque la iniciativa se popularizó a través de las redes sociales, la gente fue pasando el mensaje en distintos grupos de WhatsApp o compartiendo en sus redes sociales y la demostración de solidaridad fue contundente. En pocos días habían acercado más de 100 pares de lentes, número que sorprendió a quienes dieron el puntapié inicial y que fue en aumento.

“La verdad es que nos sorprendió la cantidad de personas que se han acercado. Algunos vinieron con un par de lentes, otros con 5 ó 10, e inclusive tenemos ópticas que tenían de pacientes que les habían acercado”, comentó el oftalmólogo y agregó: “Estamos por encima de los 400 pares de lentes y todos los días estamos recibiendo más, así que eso nos pone contentos”.

Además de los concordienses, pacientes del hospital San Miguel de San salvador, que son atendidos por los médicos, sumaron su granito de arena. De igual manera se comunicaron desde distintas ciudades entrerrianas como Colón y Paraná, con interés por sumarse a la causa.

En los consultorios, los médicos recibieron todo lo que la gente donó, desde lentes para bebés hasta anteojos para adultos, e inclusive algunas personas decidieron donar lentes de sol.

“La idea es reciclarlos. Aquellos lentes que tienen aumento que podamos usar en el paciente serán usados, los que puedan ser reparados serán reparados y aquellos que se pueda usar el marco cambiando la graduación de lentes lo haremos también. Al tener ya el marco los pacientes ven que se abaratan mucho los costos”, indicó Busto.

Al enterarse de las donaciones, algunas personas aprovecharon para ir a solicitar los anteojos que necesitan. “Tuvimos muchas entregas de lentes, pero se ha dado al revés también. Algunos pacientes se acercaron a pedir, por eso sugerimos que concurran con la receta, en el caso de que la tengan, si no nosotros tratamos de hacer el examen y darle la graduación para que puedan tener acceso los anteojos que les corresponden”, sostuvo el médico.

Con la llegada de enero y el comienzo de un nuevo año, la campaña llega a su fin. Luego de terminar con la recolección y el reciclado, los impulsores del proyecto darán la puntada final al entregar los lentes que estén aptos a quienes más los necesiten. Como la cantidad superó las expectativas, de no ser entregados todos, habrá una reserva para cuando tengan casos de personas que accedan a la consulta pero no cuenten con recursos para comprar sus anteojos.

Los problemas en la vista y las estadísticas


Informes a nivel nacional demuestran que existe un alto porcentaje de argentinos que tienen afecciones en la vista pero no tienen acceso a los controles que deberían realizarse periódicamente, es por eso que en distintas provincias hay momentos en los que los médicos realizan campañas de detección.

En Concordia, la campaña de detección de ambliopía fue realizada en 2017 y fueron atendidos más de 350 chicos de entre 4 y 14 años. En su segunda edición, en 2018, el número aumentó casi al doble. “El aumento en la cantidad de pacientes se da porque hay una importante demanda, ya que los hospitales no lo pueden cubrir, entonces, cuando se escucha que hay una campaña de atención gratuita a los chicos hay muy buena convocatoria”, concluyó Busto.


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

Una conquistadora de sueños
Sofía Schell disfruta un gran presente en el fútbol grande de la Argentina siendo parte de la UAI Urquiza, último campeón. La crespense dialogó con Mirador Entre Ríos y repasó su vida ligada a la pelota. “Pasé frío y hambre. Hoy lo uso para recordar todos los obstáculos que tuve que eludir para estar donde estoy”, dijo.

Una conquistadora de sueños

Una galería de propuestas para todos los presupuestos
En enero y febrero continúan en la provincia las propuestas turísticas y culturales que se iniciaron el pasado fin de semana en varias localidades, con los carnavales; las fiestas populares y el inicio a la propuesta Cultura Encendida, un nuevo atractivo para los entrerrianos y sus visitantes.

Una galería de propuestas para todos los presupuestos

En Portada / Santa Fe

Promulgaron la ley del árbol
La norma apunta a fomentar una política ambiental activa para mitigar y adaptarse al cambio climático. Las municipalidades y comunas deberán elaborar planes periódicos de gestión integral del arbolado público.

Promulgaron la ley del árbol