Martes 22.01.2019 | 05:12 hs


04-01-2019 / En Crespo

Diez años Sumando Pasos

 La Colonia Integradora que funciona en la Capital Nacional de la Avicultura cumple una década haciendo de la inclusión, una forma de vida. Mirador Entre Ríos habló con los coordinadores, quienes comentaron con profundidad de qué se trata esta iniciativa que nació en 2008 y cómo trabajan a diario con 160 chicos, de los cuales 20 tienen discapacidad.

NICOLÁS PIRAY / redaccion-er@miradorprovincial.com

Las instalaciones de la Asociación Deportiva y Cultural de Crespo son el punto de encuentro de cientos de chicos que pasan todas las mañanas del verano compartiendo momentos y aprendiendo cosas nuevas. Sí, como cualquier colonia de vacaciones de los diversos lugares de la provincia y el país. Pero ésta no es una más. Se trata de la Colonia Integradora Sumando Pasos, una iniciativa que nació en el 2008 de la mano de Julieta Rodríguez y Melisa Jacob, dos maestras de Educación Especial, que cuando se graduaron vieron que en Crespo no había un lugar para que los chicos con discapacidad puedan ir una vez terminado el ciclo lectivo.

Cultural aceptó el proyecto y el primer año funcionó la colonia para personas con discapacidad de forma paralela a la colonia privada del club. Y la temporada siguiente se unieron y se hizo la Colonia Integradora Sumando Pasos.

Coordinadores

Matías Schmidt, Lautaro López, Nicolás Ríos (profesores de Educación Física), Florencia Schell (Licenciada en Kinesiología) y Nerina Buxman (docente de Educación Especial) son los que tienen la tarea de coordinar los 160 chicos que asisten cada mañana a la colonia, desde el 17 de diciembre hasta el 1º de febrero. Pero no están solos, ya que los 22 colaboradores son un pilar fundamental para que todo salga de la mejor manera.

Mirador Entre Ríos dialogó con cuatro coordinadores de Sumando Pasos, quienes comentaron en profundidad de qué se trata este espacio brindado a los chicos cada verano y que ésta temporada cumple una década al servicio de la comunidad.

Con respecto al porqué del nombre de la colonia, Schmidt mencionó: “Porque es justamente eso, sumando pasos para que la sociedad sea más inclusiva. El lema es ‘juntos fortaleciendo nuestro andar’. Ahora podemos decir que en Crespo hay actividades extras para los chicos con discapacidad cuando terminan las clases, que fue en su momento el objetivo de Melisa y Julieta”.

López se refirió a las edades de los chicos que pasan las mañanas en Cultural: “Tenemos de 4 a 13 años y hay algunos con 15 o 16, que cuando son más grandes se van yendo para el grupo Los Horneros, que trabajan más especializados y están con gente de su misma edad”. Luego comentó la forma de trabajar de los coordinadores y los colaboradores: “En la colonia trabajamos con tres grupos. Los más chicos, de 4 a 6 años son el Grupo Rojo, el Amarillo de 7 a 9 y el Azul de 10 a 13, y en este último entran los de 15 o 16 que están dando sus últimos pasos con nosotros. Durante la mañana hacemos juegos, manualidades, deportes y obviamente pileta”.

El “profe Mati”, como lo llaman sus alumnos, agregó: “Tenemos campamento como cualquier colonia, y en esta ocasión como cumplimos 10 años llevaremos a cabo el 19 de enero una jornada familiar que será tipo una kermes, habrá torta para festejar la década y luego cerraremos con una comida”.

“Siempre cuando hacemos las inscripciones nosotros les damos, con la ficha de salud y certificado, un almanaque con todas las fechas importantes durante la colonia. Ya sea muestra, campamento o alguna actividad extra. Ahí ya los padres se comprometen en participar con los chicos, porque ellos disfrutan mucho mostrándoles a sus familiares todo lo que aprenden o hacen”, concluyó Lautaro.

Florencia Schell se refirió acerca de los colaboradores, parte importante de la colonia: “Además del equipo coordinador, en el grupo de colaboradores, que son 22, hay estudiantes de carreras afines y diferentes profesionales como psicopedagogos, fonoaudiólogos y psicomotricistas. Hay algunos chicos que necesita tener un acompañante durante toda la mañana, por eso son tantos. Están también los que nos ayudan a armar los juegos, a manejar los grupos, a que se cambien para la pile, dentro del agua y demás cosas. Nos ayudan estudiantes de escuelas secundarias, que en su momento vinieron a la colonia y ahora se sumaron a dar una mano. Es como un legado que se va dejando año a año, muchos vivieron desde adentro lo que es esto y hoy lo hacen desde otro lado y ayudando a que se genere la integración. De todas las personas que colaboran, la gran mayoría se ofrecieron. Solo dos llamamos preguntándoles si querían ser parte de la colonia y aceptaron. Y todos los años tenemos estudiantes de intercambio por el programa AFS, que ahora son tres chicos que nos comparten sus diferentes culturas”.

Es habitual que los días de inscripción sean pocos, debido a que los cupos se llenan enseguida por lo popular que es la colonia. Sobre esto, Matías explicó: “Los cupos son 160 y en esta oportunidad lo completaron en dos días. El año pasado solo los socios ocuparon los lugares, que son los que tienen prioridad, y este año hubo algunos libres para no socios de Cultural. Y las personas con discapacidad sí o sí tienen el lugar, no necesitan ser socios. En la actualidad tenemos 20 chicos con diferentes discapacidades”.

Diversidad

En referencia a cómo es trabajar con los chicos integrados, Florencia destacó: “Esta colonia apuesta siempre a la diversidad. Entendemos que nadie es igual al otro, todos somos distintos. En nuestros grupos hay algunos más tranquilos y están los que le tenes que prestar más atención. En mi caso el trabajo con niños no es durante todo el año, yo me desempeño en otra área. Siempre digo que uno recibe más de lo que da. El resto de los coordinadores sí trabaja con chicos y adolescentes la mayor cantidad del tiempo, entonces ya tienen mucha experiencia. Pero creo que todos aprendemos de todos”.

Lautaro también valoró el ambiente de trabajo y sostuvo: “A mí me toca desarrollar la materia de Educación Física así que trabajo todo el tiempo con gurises, pero esta es la actividad más linda que hago durante el año. Trabajar con chicos en la colonia es hermoso. Nosotros llegamos temprano y planificamos el día ya contentos, porque la pasamos bien. Es lindo el trabajo en equipo, ya que a pesar de tener distintos pensamientos siempre nos ponemos de acuerdo y concretamos la idea”.

Buxman habló sobre el papel de los padres: “Siempre se muestran conformes con el trabajo que realizamos año a año. Estamos abiertos a sugerencias y tratamos que las inquietudes nos las hagan llegar, porque queremos superarnos ajustando algunas cuestiones y limando detalles o diferencias para que los niños vengan y la pasen de la mejor manera posible”.

Una década

Cuando Sumando Pasos cumplió cinco años se realizó un grafiti en la pared del baño de mujeres. Y en esta oportunidad, se pintará otro mural festejando la década. La particularidad es que ahora los chicos serán partícipes de lo que se hará. Según supo este medio, los gurises ya dibujaron respetando unas consignas que les dieron los profes y en base a eso se armará la obra.

Como en toda colonia de vacaciones, el campamento es una de las actividades más esperadas y disfrutadas por los chicos. Y en Cultural no es la excepción. “Al campamento vienen todos, nadie se lo quiere perder. Pero hay algunos que hacen la jornada de juegos, comparten todo el día con sus compañeros y a la noche ya empiezan a extrañar a los papás y tenemos que llamar para que los busquen. Generalmente son los de 4 o 5 años, pero es normal que pase. En ese caso se van, duermen en sus casas y al otro día lo traen temprano para desayunar y arrancar otra jornada”, señalaron los profesores.

Si bien el trabajo es arduo durante los 33 días de duración, los coordinadores comienzan mucho antes con la organización. Acerca de este tema, Florencia remarcó: “Los coordinadores nos empezamos a juntar con tres meses de anticipación y nos reunimos esporádicamente para ir puliendo detalles y organizando todo. Pensamos y armamos algunas cosas que siempre tratamos de renovarlas y no hacer lo mismo que la temporada anterior. Además nos encargamos de comprometer a empresas de la ciudad que siempre responden de la mejor manera. Están las que nos acompañan desde el inicio y las que se suman porque les gusta la iniciativa y quieren participar. Es un trabajo de mucho más tiempo que el se expone en temporada”.

Acciones sociales

Los coordinadores contaron que hace tres temporadas, aparte de hacer las actividades de colonia habitual, trazaron el objetivo de realizar una acción de impacto social. Entre esas acciones, este año hubo una colecta de galletitas, budines, pan dulce, leche, cacao, entre otras cosas. El cual será donado a la ONG de Paraná, Suma de Voluntades, y ayudarlos así para que la merienda solidaria que entregan en las colonias de vacaciones en la capital provincial.

Otras temporadas han recaudado fondos para los habitantes de La Paz que sufrieron inundaciones, se colocó una alcancía para comprar la máquina de hacer pelucas para la organización “Pelucas de Esperanza” y juntaron tapitas para el Hospital Garrahan. También recordaron que en 2017 pasaron la Navidad con los abuelos internos en el hogar del hospital San Francisco de Asís. “Son acciones que nos invitan a nosotros a salir de la comodidad para ayudar o cambiarle el día a otra persona. Eso de a poco nos compromete como sociedad”, afirmaron.

Agradecimientos

Florencia, Nerina, Matías y Lautaro le dedicaron un momento a la gente importante que hace posible que la Colonia Integradora Sumando Pasos sea exitosa. “Principalmente tenemos que darles las gracias a las seños que tuvieron esa visión de brindar un lugar para la inclusión en la ciudad e hicieron el proyecto, y a la Asociación Deportiva y Cultural que abrió la puerta para desarrollarlo. También a las familias de los chicos que confían en nosotros dejándolos todas las mañanas en nuestras manos, a los colaboradores que sin ellos tampoco sería posible porque es muchísimo el trabajo que hay que hacer y los coordinadores no podríamos solos con la cantidad de niños y los integrados”, finalizaron.


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

Una conquistadora de sueños
Sofía Schell disfruta un gran presente en el fútbol grande de la Argentina siendo parte de la UAI Urquiza, último campeón. La crespense dialogó con Mirador Entre Ríos y repasó su vida ligada a la pelota. “Pasé frío y hambre. Hoy lo uso para recordar todos los obstáculos que tuve que eludir para estar donde estoy”, dijo.

Una conquistadora de sueños

Una galería de propuestas para todos los presupuestos
En enero y febrero continúan en la provincia las propuestas turísticas y culturales que se iniciaron el pasado fin de semana en varias localidades, con los carnavales; las fiestas populares y el inicio a la propuesta Cultura Encendida, un nuevo atractivo para los entrerrianos y sus visitantes.

Una galería de propuestas para todos los presupuestos

En Portada / Santa Fe

Promulgaron la ley del árbol
La norma apunta a fomentar una política ambiental activa para mitigar y adaptarse al cambio climático. Las municipalidades y comunas deberán elaborar planes periódicos de gestión integral del arbolado público.

Promulgaron la ley del árbol