Domingo 16.12.2018 | 07:53 hs (Sta Fe)


05-12-2018 / Frenar el impacto ambiental

En Gualeguaychú promueven una fuerte lucha contra los agrotóxicos

La pregunta central es: ¿Qué derecho está primero?, ¿La salud, o está primero el derecho a comercializar?”, cuestionó el intendente Martín Piaggio. Ya se impulsaron ordenanzas para prohibir el glifosato y está encaminada una iniciativa de un plan de alimentación sana, segura y soberana.

Eugenia Delorenzi
redaccion-er@miradorprovincial.com

El modelo agrícola se instaló en el país desde la llegada de multinacionales como Monsanto y tuvo el consiguiente desmonte y el paquete tecnológico asociado, equivalente al uso de venenos en grandes cantidades, han ido produciendo un fuerte impacto en la salud ambiental y de los ciudadanos.

Esto es lo que entienden las sociedades con grandes porcentajes de superficie de producción agrícola, que se ven directamente afectadas por el agronegocio que privilegia las ganancias. Así fue que la lucha ambientalista llegó a ser escuchada por la intendencia de Gualeguaychú, desde la cual se impulsó en primer lugar una ordenanza que prohibió el glifosato en el ejido urbano, una segunda normativa por la que se regulará la aplicación del resto de los agrotóxicos; y tercera es la puesta en vigencia de un Plan de alimentación sana, segura y soberana (Passs).

No es menor que todo esto se dé, no solamente en la provincia de Entre Ríos, sino también en una ciudad que tiene una superficie de 33 mil hectáreas, y de estas, 17 mil corresponden a zona rural. La mitad de ese territorio, es decir la mitad del territorio de Gualeguaychú está en manos de productores, de los cuales no todos son de allí y no se sabe con qué producen o cómo.

Un freno para el gran negocio

En diálogo con Mirador Entre Ríos, el intendente de Gualeguaychú, Martín Piaggio, brindó detalles de las medidas tomadas para dar un freno a la destrucción, proponiendo un cambio en el modelo productivo.

En referencia a la prohibición del glifosato, indicó: “Es un momento interesante porque en definitiva ahora la ordenanza que prohibe el veneno está plenamente vigente. Hay que recordar que los movimientos judiciales que quisieron frenar la ordenanza fueron por cinco o seis comerciantes locales que manejan este comercio, que habían hecho una presentación en el Juzgado Federal y luego en definitiva la Justicia entrerriana ordinaria planteó que no era competencia de la Justicia Federal, que era donde los productores radicaron la denuncia, así que ahora la ordenanza está plenamente vigente, y va a resolver la Corte Suprema de la Nación. Nosotros, al igual que la Justicia entrerriana, consideramos que esto es un tema meramente local, por lo que compete a la Justicia ordinaria”.

En este sentido destacó que continúan con el trabajo para hacer sentir “más protegidos en cuanto a la salud a los ciudadanos y al ambiente. A lo largo de este tiempo, un equipo de control que tenemos en la Secretaría de Ambiente ha podido intervenir y decomisar, ante denuncias de vecinos, a quienes acopian, transportan, comercializan o utilizan el glifosato”, sostuvo Piaggio.

Redoblar la apuesta

Mientras tanto no se define la situación de la ordenanza que prohibe el agroquímico, se presentó y aprobó una segunda iniciativa que fue votada en los últimos días. Se trata de una norma que regula a todos los productos relacionados a la actividad agropecuaria en general, para tener un control de la utilización de los mismos a través de la Dirección de Ambiente.

Sobre esta medida el funcionario explicó: “Todo productor, en principio, debe estar registrado en el registro local de productores. Tiene que declarar las dimensiones de su campo previamente a sembrar o cultivar. Luego tiene que declarar con qué producción la van a tener y fundamentalmente en la previa de la utilización de los productos tiene que generar un análisis de la misma y un equipo técnico municipal podrá darle un permiso que está sujeto a que se acepten las normas bajo las cuales está autorizado a utilizar determinado producto. Por ejemplo no fumigar en momentos de mucho viento, no hacerlo ni cerca de nuestras escuelas ni cerca de las zonas de curso del agua”, detalló el intendente.

La pérdida de montes nativos

A la hora de hablar de los motivos que impulsaron esta lucha, sin dudas son numerosos. Pero para detallar el daño que este modelo de producción generó, es necesario tomar en cuenta todos los aspectos.

“Entre muchas cosas, se toman declaraciones muy claras y contundentes de la Organización Mundial de la Salud con respecto al glifosato, el producto ampliamente más utilizado. Vivimos en un pueblo en el que somos ‘generación hija', podríamos decir, de las luchas ambientales, de los grandes colectivos sociales que han planteado esta historia de ejercer la plena soberanía como pueblo, para poder decidir qué queremos que nos suceda y qué queremos que no nos suceda”, analizó el jefe comunal.

En cuanto al impacto ambiental, explicó: “Este modelo de monocultivo produjo la migración interna de los pueblos, la pérdida de mano de obra en el campo. Sobre todo la pérdida de monte nativo, porque hay que destacar que Entre Ríos es la provincia en la Argentina que más ha perdido monte nativo para poder generar condiciones al monocultivo de la soja por sobre todo, y eso es muy preocupante”.

En esta línea agregó su opinión acerca del impacto ambiental que provoca el desmonte: “Genera pérdida de absorción y riqueza de los suelos, y también se han empezado a ver las consecuencias en la última década, sobre todo en el comportamiento de nuestro río. Cada vez hay más inundaciones, más crecientes, más repuntes de los ríos en torno a la pérdida de capacidad de absorción de los suelos y la influencia que tenían los montes nativos”.

Para concluir, Piaggio cuestionó: “La pregunta central es: ¿Qué derecho está primero?, ¿La salud, el derecho precautorio en materia ambiental sobre efectos bien concretos? ó ¿Está primero el derecho a comercializar? Esa es la pregunta fundamental. Hay que tomar coraje y dar las discusiones que el pueblo pide”.

El Passs

“Por el otro lado y lo más interesante a nuestro entender, es que venimos fuertemente avanzando en proponer un Passs en la ciudad, con equipos técnicos que vienen trabajando con productores y emprendedores, tratando que Gualeguaychú pueda ser un lugar donde se reformule el modelo productivo y empezar a tener más certeza de qué se come o qué se produce”, comentó el funcionario y a propósito señaló: “Hace poco pudimos hacer el Congreso Nacional de la Alimentación Sana, Segura y Soberana. Vinieron alrededor de mil personas de todo el país y de otros países, y tuvieron tres jornadas sobre este tema. La idea es que lentamente se pueda ir planteando una nueva manera de relacionarnos con el ambiente, con nuestra tierra, con nuestros ríos, en nuestros sistemas productivos”.


+ Noticias

“Lo vivo con una enorme alegría”
El bailarín contó sobre cómo será esta nueva etapa de su vida, sus nuevos proyectos y desafíos. Además, opinó sobre el arte y la danza en Argentina. “Hay una crisis cultural muy grande”, expresó.

“Lo vivo con una enorme alegría”


En Portada