Martes 20.11.2018 | 17:36 hs (Sta Fe)


25-10-2018 / Será operado en el hospital Garrahan

Una oportunidad para Emiliano

Se llama Emiliano Gareiz, tiene 8 años y juega al fútbol en El Taladro, de Paraná. En esta nota, la historia de un nene con ganas de superarse de la mano de la medicina y la fe de sus padres.


Ezequiel Re
redaccion-er@miradorprovincial.com

Era un miércoles luminoso. De esos que invitan a mirar el cielo y agradecer por la vida. Es un día más, salvo frente a Casa de Gobierno. Allí se montó una improvisada cancha de fútbol y los aplausos sonaron fuerte cuando llegó la Selección Nacional de Fútbol de Ciegos, conocidos como Los Murciélagos.

Un pequeño se acercó al cordobés Nahuel López, uno de los jugadores. Nahuel no lo puede ver y Emiliano debe esforzarse con sus 8 añitos. Por el conocido Síndrome de Peters perdió la visión del ojo izquierdo y con el derecho ve a poca distancia. Charlan animadamente. Nahuel se entera que su pequeño interlocutor juega muy bien al fútbol en la Agrupación El Taladro. Y Emiliano saca su orgullo como flechazo al arco y mueve la cabeza afirmando sobre aquel “rumor” acerca de sus cualidades para el fútbol.

Detrás de una persona con discapacidad siempre hay una historia. Indudablemente la de los integrantes de Los Murciélagos, presentes en Paraná en la Semana de la Integración que desarrolló el gobierno de Entre Ríos, tiene que ver con el esfuerzo por salir adelante, amén de esa ceguera, capricho del destino. Esfuerzo y unión. Tal cual el ingreso a la cancha. Sus manos se apoyan en el hombro del compañero que lo antecede.

Pero, ¿qué pasa con Emiliano? Es un niño que junto a sus padres tendrá una batalla importante. Una intervención quirúrgica que le permitiría en caso de ser exitosa poder ver. Y está preparado. Como está preparada la ciencia para darle esa oportunidad. Como está preparada la familia que se ampara en la fe y solamente pide cadena de oraciones por Emiliano.

Yanina Cáceres, su madre, cuenta a Mirador Entre Ríos: “Emiliano es muy fanático del fútbol. El nació con síndrome de Peters y se le complicó con cataratas. Ahora le van a intentar sacar la catarata del ojo derecho. Porque el izquierdo no tiene solución”. Pero como un equipo, están todos juntos: ella, su papá Gastón y su hermana Estefanía.

La intervención quirúrgica será en el Hospital Garrahan el próximo 9 de noviembre. Yanina agrega: “Desde los 5 meses lo controlan allí y desde los 4 años la obra social Osecac nos ayuda con los pasajes y para movernos allá. Lo único que nosotros necesitamos es que nos ayuden con la oración, no importa la religión”.

¿El milagro de la fe o el milagro de la ciencia? Ambas tal vez. La ciencia se perfeccionó para que Emiliano tenga su chance de recorrer con luz su camino. Y la fe acompaña. “Emiliano superó todas las expectativas de los médicos”, dice su mamá.

La emoción es relato. “Fuimos tres veces a verlo al Padre Ignacio. El Padre nos dijo que lo operemos que va a salir bien”.

“A los 4 años le hicieron una evaluación y ve a un metro lo que nosotros vemos a seis. Para ver el celular o escribir o ver televisión se acerca a 4,5 centímetros. La operación sería para que no pierda esa visión”, expresa la mamá.

Salir adelante

En estos casos es cuando la familia se une más. “El año pasado fue muy complicado para nosotros porque Emi perdió mucha visión de golpe y fue cuando conocimos la Escuela Integral N° 1 Helen Keller y empezamos con la psicóloga. Ahora va a las dos escuelas.

Y nos faltaba una ayuda más. Así que empecé a buscar turno con el Padre Ignacio y me dieron para el 1 de diciembre a las 17. Lo único que íbamos a buscar era fuerzas para seguir acompañándolo.

Cuando nos recibe el Padre me preguntó que tiene. Y le cuento el diagnóstico Síndrome de Peters y me dice no te preocupes mamá, se va a curar. Me salían las lágrimas solas y le vuelvo a preguntar y me dice sí, se va a curar. Estoy segura de que no va a ver normal pero la paz con la que volvimos nos ayudó a seguir”.

Emiliano concurre al tercer grado de la Escuela Bautista Pastor Enrique Marconi. En la Escuela Helen Keller va a Informática y Estimulación.

“Todo lo que no tiene de visión lo tiene en los demás sentidos”, asegura Yanina sobre su capacidad para el aprendizaje. “Y según su entrenador y su padre, juega muy bien al fútbol”, agrega orgullosa. “Es hincha de Boca –dice– aunque mira todos los partidos. Sabe mucho de fútbol”.

Emiliano estudia mucho, es buen alumno y según sus familiares “respira fútbol”. En noviembre estará ante una prueba importante. La ciencia le da una posibilidad, una mano. Guiada por Dios, esa mano se puede trasladar hasta un final feliz. Un gol de media cancha.

¿Qué es el Síndrome de Peters?

Consiste en un error congénito en el desarrollo del globo ocular que ocurre entre las semanas 10 a 16 de gestación. Puede afectar uno o ambos ojos, y no suele ser posible detectarla mediante diagnóstico prenatal.

Suele presentarse de forma aislada dentro de una familia, aunque en ocasiones hay más miembros con la misma alteración.


+ Noticias

Iniciativas para hacer sustentables a hoteles
Locales de 1, 2 y 3 estrellas trabajarán en la instalación de terrazas, jardines y huertas agroecológicas, y sumarán productos de emprendedores sociales en el servicio a sus huéspedes.

Iniciativas para hacer sustentables a hoteles


En Portada

El Murillo vuelve a su lugar
Una obra del español Bartolomé Esteban Murillo fue recuperada por Interpol tras haber sido robada del Museo Estévez en Rosario, en noviembre de 1983. Hoy en Montevideo, la pieza será trasladada antes de fin de año al lugar en donde legalmente debe estar.

El Murillo vuelve a su lugar