Martes 20.11.2018 | 10:59 hs (Sta Fe)


25-10-2018 / Políticas culturales

“Concebimos a la Biblioteca Nacional como un espacio para todos los argentinos”

La directora de la Biblioteca Nacional, Elsa Barber, informó sobre los ejes de gestión, se refirió a los desafíos para el futuro de la institución que conduce y a su intención de avanzar en una política de federalización que permita abrir el patrimonio a las provincias.


Carlos Marín
redaccion-er@miradorprovincial.com

Elsa Barber es la directora de la Biblioteca Nacional desde hace dos meses. Con más de cuatro décadas de trayectoria profesional llegó a Entre Ríos para concretar una serie de acuerdos con la Biblioteca Provincial, la Editorial de Entre Ríos y la Universidad Autónoma de Entre Ríos.

Durante su visita, mantuvo una entrevista con Mirador Entre Ríos en la cual brindó detalles de su tarea al frente de la institución más importante del país en su tipo. Además adelantó proyectos en los cuales trabaja el organismo a su cargo.

Barber ingresó a la Biblioteca Nacional en 2007. Hoy tiene el privilegio de ser la primera directora mujer que alcanza ese cargo en la institución. Pero además, es la primera persona que, en más de dos siglos de historia, llega al máximo nivel de conducción con formación técnica específica: Barber es bibliotecaria.

– ¿Qué reflexión le merece el saber que es la primera mujer que accede al cargo de directora de la Biblioteca Nacional?

– Más que por el hecho de ser la primera mujer que alcanza la conducción del organismo, lo que más valoro es que soy la primera persona nombrada directora de la Biblioteca Nacional en 208 años de vida de esta institución que posee título de bibliotecaria.

– ¿Qué claves destaca para estos logros?

– Como se sabe, normalmente a las mujeres todo nos cuesta más. Mi carrera ha sido muy larga. Más de 40 años de profesión. Siempre con muchos desafíos; que me atraen. En ese sentido, siempre he tenido un gran convencimiento de la importancia de la profesión que he estudiado: la bibliotecología. Y he sostenido un gran compromiso con ello.

A pesar de todas las dificultades que tuve y pude sortear –tal vez incluso por el hecho de haber sido mujer– mis objetivos siempre estuvieron muy claros. Por eso me he mantenido muy firme, sabiendo lo que quería y con fundamento en relación a qué hacer con la Biblioteca Nacional, como tal.

Perspectivas

Los objetivos de gestión con los cuales trabaja la directiva son diversos, confía Barber. “Para sintetizar, entre otras cuestiones puedo citar la elaboración del catálogo de la biblioteca. Se pensaba por lo general que ese tema estaba resuelto desde hacía tiempo, pero sin embargo no era así. No contábamos con algo tan básico. Existían, es cierto, una serie de bases de datos bibliográficas. Me parecía increíble que una institución como ésta, en 2007, cuando ingresé, no tuviera esta herramienta a la cual pudieran acceder todos los investigadores del país, la región y el mundo”.

En 2010 se realizó una licitación internacional para adquirir un sistema integrado de gestión bibliotecaria, para administración del catálogo. Se comenzó a trabajar, luego se capacitó en profundidad al personal y a partir de allí se realizó una migración del material y la información que existía como antecedente del catálogo que era un inventario, diferentes bases de datos e incluso planillas de cálculos. “Por esta razón –aclara Barber– es que algunos registros bibliográficos que hoy contiene el catálogo son muy mínimos, cuando ciertamente deberían contener más información. A veces digo que el que tenemos es, en cierto sentido, un catálogo minimalista”.

– ¿Cuáles son los ejes sobre los que se desarrolla su gestión?

– En realidad estamos dando continuidad al proyecto que habíamos iniciado con Alberto Manguel –director anterior que renunció en junio–. Y es muy poco lo que queda de gestión. Lo que me estoy planteando es, fundamentalmente, equilibrar el presupuesto que la biblioteca tiene y el que recibirá en 2019. Y hacerlo de una manera equilibrada entre lo que es la biblioteca propiamente dicha y lo que corresponde a la extensión cultural. Tengo que lograr ese equilibrio.

Días pasados participamos en los festejos por el Día del Bibliotecario y les expresé a los empleados, que si no logro el equilibrio entre lo bibliotecológico y lo cultural, que por favor me avisen. Porque si hay un punto que me preocupa, es ese.

Proyectos

– Como bibliotecaria y directora de la institución de este tipo más importante del país ¿qué proyectos plantearía en una política de largo plazo?

– Es complejo pensarlo, y además con presupuestos escasos. Sobre todo si pensamos que actualmente, guste o no, en las bibliotecas deben realizarse inversiones tecnológicas muy importantes que, generalmente, se cotizan en dólares. Sobre todo lo que refiere a equipamiento, por lo tanto pensar en eso en un momento como el actual, es difícil. De todas maneras, puedo decir que a través de un financiamiento externo, de un proyecto que hemos presentado a Fondo de la Cuenca del Plata (Fonplata), estamos pensando en adquirir un equipamiento, en particular scaners, para resguardar parte de la colección de la biblioteca que aún no se ha digitalizado.

También un sistema de almacenamiento masivo (storage) para poder guardar lo que se digitaliza. Y un centro de datos de contingencia ya que la Biblioteca tiene respaldo de todos sus servidores; pero si eventualmente llegase a suceder un evento de gran magnitud que nos afecte, no contamos con un centro de datos de contingencia. Asimismo está previsto armar un laboratorio de audio y video, para la mediateca, que actualmente no existe.

Finalmente esperamos adquirir un software de descubrimiento y de preservación digital y se capacitará al personal sobre todo ese equipamiento.

Según personal del área de sistemas de la biblioteca, esto nos permitiría pensar que durante unos seis años por delante no tendremos problemas en lo referido a equipamiento tecnológico.

Política federal

– ¿Cuál es el propósito de su visita a Entre Ríos?

– Lo que queremos es que la Biblioteca Nacional tenga más vinculación con todo el país. En este caso lo que pretendemos es firmar acuerdos con las bibliotecas hermanas de la Nacional en las provincias. En Entre Ríos es la Biblioteca Provincial. Por eso viajamos hasta Paraná. También nos interesa llegar a acuerdos con universidades como la Uader en la que se dicta la carrera de Bibliotecología. También con editoriales. Es decir con diferentes actores del mundo del libro y las bibliotecas y que estén vinculados con la lectura.

El acuerdo consiste fundamentalmente en compartir en épocas difíciles, de grandes ajustes, diversas acciones, proyectos, que no nos paralicen y que podamos seguir trabajando. Por ejemplo capacitaciones para personal y bibliotecarios. También muestras itinerantes. O generar propuestas como el Día de Entre Ríos en la Biblioteca Nacional.

Tenemos una concepción muy clara: no queremos que la Biblioteca Nacional sea una institución para y de porteños. Entendemos que es un espacio para todos los argentinos y por lo tanto queremos avanzar en una política de federalización que nos permita hacerla llegar a las provincias.

“Más que por el hecho de ser la primera mujer que alcanza la conducción del organismo, lo que más valoro es que soy la primera persona nombrada directora de la Biblioteca Nacional en 208 años de vida de esta institución que posee título de bibliotecaria”.

Convenio

Modernización y digitalización

El secretario General de la Gobernación, a cargo del Ministerio de Cultura y Comunicación, Edgardo Kueider, suscribió un convenio de colaboración recíproca con la titular de la Biblioteca Nacional, Elsa Barber. Buscan modernizar e incorporar tecnología a la biblioteca provincial.
El acuerdo tuvo lugar en el marco del Segundo Encuentro Provincial de Bibliotecarios y tiene como objetivo favorecer la concentración de programas de asistencia recíproca la creación de programas de cooperación, investigación y desarrollo en los campos de la catalogación, la automatización, la digitalización y la interconexión de las bibliotecas.

Kueider destacó “la historia y la trayectoria de la Biblioteca Nacional” que fue creada en 1810. “Este convenio nos va a permitir trabajar y articular acciones en conjunto con la Biblioteca Nacional, entre otras cosas, para llevar adelante catalogaciones e instrumentación de las nuevas tecnologías y digitalización al material con que cuenta la Biblioteca Provincial”, valoró.

“En la provincia ya venimos trabajando en esa dirección con el director de la Biblioteca Provincial, Néstor Rodríguez”, sostuvo Kueider y agregó: “pero qué mejor que hacerlo en conjunto con la Biblioteca Nacional que en esto es rectora a nivel país”. En esa línea señaló que “en estos tiempos, en los que la tecnología e Internet ocupan gran parte de nuestras vidas, es importante que el material de nuestra provincia también esté disponible para todos los argentinos”.

Valoración

Por su parte, Elsa Barber adelantó que “es mucho lo que podemos colaborar” desde la Biblioteca Nacional y destacó el acercamiento de la provincia: “Valoro mucho el fondo documental de esta Biblioteca (la Provincial) y es mucho lo que podemos compartir”.

En esa dirección, Barber puso de relieve “la producción de autores entrerrianos” y contó que “en la Biblioteca Nacional deberíamos ser la guarda de la producción de todo lo que los autores locales de las diferentes provincias del país producen”.

Además, sostuvo que le gustaría mucho que “la Biblioteca Provincial sea la depositaria de las obras de autores entrerrianos y que después nos las puedan derivar a la Biblioteca Nacional para poder incluirla en nuestros catálogo y darle visibilidad”.

Barber mencionó que también están armando un registro nacional de objetos digitales “y la idea es que las diferentes provincias puedan subir ellas mismas los objetos digitales que tienen a través de una plataforma que la Biblioteca Nacional ya tiene armada”.


+ Noticias

Iniciativas para hacer sustentables a hoteles
Locales de 1, 2 y 3 estrellas trabajarán en la instalación de terrazas, jardines y huertas agroecológicas, y sumarán productos de emprendedores sociales en el servicio a sus huéspedes.

Iniciativas para hacer sustentables a hoteles


En Portada

El Murillo vuelve a su lugar
Una obra del español Bartolomé Esteban Murillo fue recuperada por Interpol tras haber sido robada del Museo Estévez en Rosario, en noviembre de 1983. Hoy en Montevideo, la pieza será trasladada antes de fin de año al lugar en donde legalmente debe estar.

El Murillo vuelve a su lugar