Martes 16.10.2018 | 03:17 hs (Sta Fe)


09-10-2018 / Visita a la Cuna de la Bandera

Bullrich dijo que la justicia federal no da abasto con el narcotráfico

Se reunió con jueces y fiscales, y luego recorrió un barrio de la zona sur de Rosario con el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.


Mirador Provincial
redaccion@miradorprovincial.com

Bullrich propone desde hace tiempo que la provincia se adhiera a la llamada ley de narcomenudeo, una idea que también comparten el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y el gobernador Miguel Lifschitz. Esa normativa implica que la justicia provincial tenga bajo su jurisdicción los delitos de microtráfico de estupefacientes. De esa manera, según pregonan los que están a favor de este esquema, la justicia federal podría ocuparse sólo de las grandes causas de narcotráfico.

Bullrich y Pullaro recorrieron por la tarde el barrio Municipal, ubicado en Grandoli y Gutiérrez, en la zona sur de Rosario, donde hay un plan de intervención integral entre fuerzas federales, provinciales y el Ministerio Público de la Acusación.

Días pasados ocurrió un incidente preocupante en ese barrio que despertó alertas entre los funcionarios provinciales y nacionales. Un día después de que fuera inaugurado un Centro Territorial de Denuncias en el complejo de Fonavi la oficina fue blanco de un atentado incendiario.
Ese barrio, a principios de este año estaba dominado por la disputa entre las bandas de los Funes y Caminos, que dejó una decena de homicidios. Luego del arribo de gendarmes y policías y de un plan de políticas sociales en el marco del plan Abre, la zona cambió totalmente. Se sumaron también fiscales y funcionarios del Ministerio Público de la Acusación, que iniciaron causas por usurpación en esa zona, que era uno de los principales flagelos para los vecinos. Se identificaron 26 usurpaciones de departamentos del Fonavi.

Durante el mediodía de este martes, Bullrich se reunió con fiscales y jueces provinciales para interiorizarse de las investigaciones de los 14 atentados que se produjeron en Rosario desde el 29 de mayo pasado.

“Bienvenido que en Rosario hayan empezado a entender que seguridad y política social deben brindarse juntas”, destacó Bullrich en diálogo con La Capital en la previa de su llegada a la ciudad, y subrayó: “Hace dos años que estamos discutiendo esto con la intendenta. En Rosario siempre veían a la política social disociada de la de seguridad, y eso era un problema”, confió.

En ese orden, dijo que “en todos los lugares donde hay territorios tomados y sin presencia estatal, la política social la maneja el narco”.

“Esto que sucedió en Rosario lo hemos visto en las villas 11.14 y Carlos Gardel, en Buenos Aires. Allí trabajamos juntos desde las políticas en seguridad y sociales y hoy hemos logrado bajar los índices de violencia”, puntualizó.

Bullrich se mostró convencida de que “la gente debe saber cuál es el Estado de Derecho y cuál el Estado mafioso”, y valoró como importante el cambio de actitud de las autoridades locales y provinciales en este tema.

Ante las declaraciones de Bullrich, el asesor de Gabinete del gobierno de Santa Fe, Juan Carlos Zabalza, reivindicó la trascendencia de las políticas sociales para luchar contra la desigualdad.
“Siempre hemos entendido la necesidad de desarrollar políticas sociales que permitan luchar contra la desigualdad creciente, producto de las sucesivas crisis que ha vivido nuestro país”, destacó Zabalza. “Es más, siempre hemos entendido que era esencial achicar la brecha de desigualdad para poder luchar con éxito contra la criminalidad organizada y el narcotráfico”, detalló mediante un comunicado.

En este sentido, el dirigente socialista explicó que “lo que ha pasado en nuestro país ha sido la ausencia del Estado Federal acompañando a los Estados provinciales y locales, y en el marco de una política integral preventiva. También una Justicia Federal que en los planos regionales no ha sido desarrollada de acuerdo a las necesidades”.

“El actual gobierno nacional ha permitido mejorar la coordinación, sobre la base también de la existencia de un Estado provincial que no ha pactado ni negociado nunca con la criminalidad organizada ni con ningún tipo de delito”, señaló en referencia a la situación en Santa Fe.

“Falta mucho todavía de inteligencia criminal para desarticular a los que promueven y lucran con el negocio narco. El objetivo de una mayor seguridad no debe ser una cacería de jóvenes pobres”, finalizó.


+ Noticias


En Portada