Domingo 16.12.2018 | 13:30 hs (Sta Fe)


01-10-2018 / Piloto en crecimiento

De las pistas entrerrianas, a cumplir su sueño como telonero de la Fórmula 1

Agustín Milera es un joven concordiense que fue campeón de la fórmula entrerriana. Siempre soñó con dedicarse a lo que más le gusta, correr carreras y, tras una convocatoria para hacer pruebas con un equipo brasileño, fue invitado a formar parte de un equipo que correrá con la Fórmula 1 en octubre.


Belén Fedullo
redaccion-er@miradorprovincial.com

Agustín Milera nació hace 23 años en Concordia donde vivió toda su vida y cursó sus estudios primarios y secundarios. Allí también creció su pasión fierrera, con decenas de horas dedicadas al taller mecánico con su padre, su tío y su hermano.

En 2005 debutó en el karting provincial y se destacó en varias competencias. Tras años de crecimiento, en febrero de este año viajó a Brasil, lugar en el que hizo pruebas en la F3 con el equipo PropCar Racing de Brasil, luego de ser contactado por el presidente de la categoría F4 Nacam de México. Después de pasar por esa experiencia, el joven fue nuevamente sorprendido por una convocatoria, pero esta vez para estar mucho más cerca de los pilotos a los que siempre admiró.

El 13 de septiembre Agustín partió a México con las maletas llenas de ilusiones. Allí, en el circuito de Gobernador Rodríguez, correrá a fines de octubre en la Fórmula 4 Nacam, telonera de la carrera de Fórmula 1, que será vista a nivel mundial.

Los inicios y las sorpresas del presente

Agustín siempre supo que quería llegar lejos en el automovilismo, es por eso que desde muy pequeño tomó en serio cada desafío y obtuvo buenos resultados. Tanto él como su familia, con la que trabaja en el taller, saben que las oportunidades que este 2018 trajo a su vida tienen que ser aprovechadas al máximo, por eso la preparación es continua.

—¿Cómo empezaste a correr y cómo fue tu crecimiento?

—Arranqué en karting desde muy chico. En el 2005 di mis primeros pasos, en 2010 ya peleé un campeonato, dos años después fui campeón de la categoría entrerriana. Después pasé a la categoría mayor del karting peleamos dos campeonatos y obtuvimos uno. Luego, en 2015, dimos el salto a la fórmula entrerriana, que es la más rápida que tenemos en el país.

—¿Tenés un equipo que te asiste en cada etapa?

—Siempre hicimos todo en familia. Tenemos un equipo en el que desde el karting hasta el Fórmula siempre lo hicimos todo nosotros. Cuando se dio esta oportunidad no podía creerlo porque de correr en un zonal o provincial a ir a una categoría internacional es un salto muy grande. Por suerte la categoría provincial es la más rápida del país y no te asombra tanto con la velocidad, pero sí en cuanto a la calidad y la tecnología, eso es algo buenísimo. El cambio ahora es grande, es un sueño estar en un equipo que trabaja con dos o tres ingenieros y un grupo de mecánicos que está compuesto por un montón de profesionales.

—¿Cómo fue la propuesta para que corrieras en el exterior?

—Para ir a otro país me llamó gente de la Fórmula 4. Me dijeron que nos siguieron por nuestros resultados, hicimos una prueba sobre un Fórmula 3 en Brasil, pero no pudimos competir porque este año no hubo competencia, así que hicimos pruebas en las que nos fue muy bien y ahora nos dan la oportunidad de correr en la Fórmula 4 de México con ese mismo equipo. El dueño del equipo es Darcio Do santos.

Cuando me dieron la noticia estaba justo en el taller trabajando con el auto de Fórmula y recibí una llamada, se presentó el presidente de la categoría y me tiró la idea de correr en el exterior. Después se puso en contacto un piloto argentino que vive en Estados Unidos, Marcelo La Manna, que me ayudó mucho con el proyecto, ya que conocía el equipo porque ha corrido con ellos.

—¿Cómo fue la experiencia con el auto en Brasil?

—Cuando corrí allá me sentí muy bien. El mismo equipo tiene autos en la Fórmula 3 de Brasil y la 4 de México. Hicimos cinco días de prueba en el circuito de Porto Alegre. Era un auto similar al que voy a usar ahora, tiene mucha más tecnología aerodinámica y un poco más de potencia que el de F4. Igualmente son autos que demandan mucho desgaste físico así que por eso es necesario estar bien preparados.

—¿Observaste algo de la categoría antes de viajar?

—La he visto por canales de deportes, y ese fin de semana a la carrera la transmite el canal de la Fórmula 1, ya que mi categoría es la telonera, así que mis amigos y todos los interesados podrán verme. Es una categoría certificada por la FIA, que otorga puntos para la super licencia de la Fórmula 1, lo que sería como una categoría escuela. Además, los que compiten son autos de mucha potencia, de 400 caballos y muy parecidos en el volante al de uno de Fórmula 1, con botones que manejan el auto, son tecnológicos, muy nuevos y que van muy rápido.

—¿Cómo es tu día a día?

—Ahora que todo cambió, mis prioridades cambian. Tengo un equipo familiar donde trabaja mi viejo, mi hermano, mi tío y yo en el auto. Aparte de los kartings donde corre mi viejo y mi hermano, tenemos un taller de mecánica en general de autos y, después de hora, trabajamos en la competición y el entrenamiento físico para rendir lo mejor posible arriba del auto. Después de esto tengo trabajar en lo que es conseguir los sponsors que eso también lleva tiempo. No puedo dejar de trabajar en el taller, pero me hago mis tiempos. Estas cosas no se dan todos los días. Ya para mi haber hecho pruebas era un sueño y correr esta carrera al lado de los grandes es realmente la concreción del sueño de cualquier piloto.

—Luego de las convocatorias ¿Queda algún sueño por cumplir?

—Mi sueño es llegar a la Fórmula 1, pero tengo un camino largo por delante. Sé que en la carrera del 28 de octubre va a haber muchos equipos mirando, entonces mi equipo tiene que hacer todo prolijo y debo sacar un buen resultado como debutante en la categoría, porque sé que los grandes siempre van a observar.

Expectativas, sueños y nueva convocatoria

Desde que le avisaron de su participación en la carrera de México, Agustín vive el día a día con ansias de llegar a la fecha, pero consciente de la necesidad de entrenar y mantener la calma. “Convivo todo el día con la ansiedad de llegar y subirme al auto, pero trato de manejarlo con paciencia como para no cometer errores cuando me toque”, contó.

Milera no va solo a México, tal como mencionó en varias oportunidades, su familia es una parte fundamental, por eso estarán allí. “Mi papá y mi hermano me acompañan. Mi madre está tratando de ir, pero viajo solo en primera instancia, me quedo con el equipo, sigo entrenando y me meto de lleno a trabajar con el auto y luego ellos irán a verme”, contó.

Además de ser telonero de la F1, pocas horas antes de partir rumbo a México, Agustín Milera recibió una invitación para probar un F3 italiana en el legendario circuito de Imola. El equipo Coloni lo invitó y compartirá equipo con otros cuatro jóvenes.


+ Noticias

“Lo vivo con una enorme alegría”
El bailarín contó sobre cómo será esta nueva etapa de su vida, sus nuevos proyectos y desafíos. Además, opinó sobre el arte y la danza en Argentina. “Hay una crisis cultural muy grande”, expresó.

“Lo vivo con una enorme alegría”


En Portada