Miércoles 19.12.2018 | 13:18 hs (Sta Fe)


07-08-2018 / Informe de la BCR

La bajante en el Paraná afecta al complejo oleaginoso del Gran Rosario

La Bolsa de Comercio de Rosario publicó un informe sobre el descenso en el nivel del río Paraná en la zona del Gran Rosario. La bajante afecta al complejo portuario de esta región.


Desde hace un par de semanas, debido a la bajante extraordinaria que viene sufriendo en los últimos meses, el río Paraná en Rosario se encuentra en aproximadamente 0,50 metros por debajo del plano de referencia en los diferentes pasos del río. Esta situación surge por la falta de lluvias en el sur de Brasil que tributa sobre el Paraná y el Paraguay.

La altura de agua en el hidrómetro del puerto Rosario llegó a ubicarse en 1,85 metros, cuando el valor de referencia es de 2,47 m. El compromiso contractual de la empresa Hidrovía SA, a cargo del dragado y balizamiento del canal navegable troncal del río Paraná es el de mantener los 10,36 m (34 pies de profundidad), contados a partir de los planos de referencia.

Estando el nivel del agua como en la actualidad en aproximadamente dos pies por debajo de la profundidad habitual, la probabilidad es que los buques tengan que cargar dos pies menos que los 10,36/10,51 m habituales. Esta menor carga, especialmente en el Gran Rosario implica costos logísticos y de transporte mayores que deberán ser afrontados por las industrias, puertos y operadores de la zona.

Recordemos que en el Gran Rosario se localiza el 78% de la capacidad teórica de procesamiento nacional de semillas oleaginosas. En 70 kilómetros de costa que van desde Arroyo Seco a Timbúes, con epicentro en la ciudad de Rosario, se localizan 29 terminales portuarias, de las cuales 19 despachan granos, aceites y subproductos, contando 12 de ellas con fábricas procesadoras propias. Además, existen otras ocho fábricas aceiteras en la zona, totalizando 20 industrias que demandan poroto para fabricar aceite y harina, entre otra multiplicidad de derivados oleaginosos.




+ Noticias

La inseguridad no da respiro
La Perla del Norte padece una realidad acuciante en materia de delitos contra la propiedad y las personas. Los robos a viviendas y atracos en la vía pública se repiten. El alevoso crimen de una anciana disparó la alarma en la comunidad.

La inseguridad no da respiro


En Portada