Martes 14.08.2018 | 23:47 hs (Sta Fe)


30-07-2018 / Política penitenciaria

Se inauguró la cárcel nueva de mujeres en Rosario

La obra comprendió la construcción completa del módulo de detención para mujeres, el primero en la historia de la provincia de Santa Fe.


El gobernador Miguel Lifschitz, junto a los ministros de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y de Obras Públicas, Pedro Morini, inauguraron este lunes la nueva cárcel de mujeres en el Complejo Penitenciario Rosario, ubicado en 27 de Febrero al 7.800.

La obra comprendió la construcción completa del módulo de detención para mujeres, el primero en la historia de la provincia, integrado por un edificio de ingreso al minipenal y otro destinado al área social. Además, cuenta con tres pabellones tipo, uno de aislados y otro para madres con un jardín de infantes integrado.

“Este penal es parte de un proyecto integral de seguridad que iniciamos en nuestra gestión y que se asienta en cuatro ejes de trabajo: mejorar la eficacia del sistema policial, dotar de todos los recursos necesarios al sistema judicial, generar la inclusión social de jóvenes en situación de vulnerabilidad social y mejorar las condiciones de alojamiento en el sistema penitenciario” aseguró el gobernador.

“Estamos trabajando para disminuir los niveles de reincidencia de los detenidos y mejorar su reinserción en la sociedad. Esto incluye un trabajo de contención, seguimiento y capacitación para que puedan volver al mercado de trabajo. De esta manera buscamos mejores niveles de seguridad, bajando el nivel de violencia y delitos”.

El proyecto demandó una inversión total de 290 millones de pesos. Se ejecutarán también, obras de infraestructura de servicios para cada uno de los edificios que conforman esta unidad.

Unidades penitenciarias
“Cuando asumimos hace diez años, más de la mitad de los presos estaban en calabozos policiales que no cumplían ningún estándar legal ni constitucional. Hoy, el 93 por ciento de la población privada de libertad está en servicio penitenciario, como establece la ley", explicó Pablo Cococcioni, secretario de Coordinación de Gabinete del Ministerio de Seguridad.

“Se han empezado y terminado unidades penitenciarias en menos de 18 meses, en un proceso sin precedentes en nuestro país”. “Este edificio implica una nueva mirada, que busca garantizar todos los derechos que tiene una mujer privada de libertad, en algunas ocasiones embarazada o con niños pequeños a cargo. La construcción se enmarca en una política de reducción de daños que busca amortiguar el impacto de estar dentro de una cárcel”, concluyó Cococcioni.

Participaron de la inauguración, la defensora general de la provincia, Jaquelina Balangione, y autoridades penitenciarias provinciales.




+ Noticias


En Portada