Martes 14.08.2018 | 10:22 hs (Sta Fe)


27-02-2018 / A solas

Gerardo Rozín: “Si la droga llegó a Rosario, primero entró a Argentina”

El periodista rosarino y conductor de Telefé habló de su ciudad, la pasión por la tele y su alejamiento de la conducción semanal en el programa Morfi. “Es una decisión que tiene la osadía del ego”, dijo.

Ignacio Negri
redaccion@miradorprovincial.com


Rozín es uno más, forma parte de esa logia de rosarinos exitosos que lograron llegar a las grandes ligas. Desde ese lugar, como buen rosarino, se aferra mucho más a sus raíces. “Laboralmente somos como los coreanos. Donde hay uno, hay 14. Con el tiempo no falta el que nos hace el chiste de que somos la mafia rosarina, porque en rigor nos parecemos mucho en términos artísticos y nos parecemos mucho entre nosotros que cualquier grupo de colegas de otra ciudad. Hacemos propuestas que coinciden en relación a los valores, la intención, la ideología, no veo otro grupo que tenga esa clase de semejanza que yo noto cuando escucho a Luis (Novaresio) en la radio o a Reynaldo (Sietecase), el humor que hace Luis Rubio, yo también con mis cosas. Hay algo que nos une. No sé si será el agua del río o que crecimos escuchando a Quique Pesoa”.

Recién mencionabas el tema de la “mafia rosarina”, pero en un sentido de funcionamiento en grupo y pertenencia. Es inevitable hacer un paralelo con la situación que vive Rosario con la banda de Los Monos y el mote de “narcociudad”: ¿Cómo vivís este tema siendo rosarino y trabajando en los medios de Buenos Aires?
— A mí me cuesta pensar que eso pasa en Rosario y no pasa en la provincia de Buenos Aires. Es muy difícil encontrar el punto entre no negar lo que sucede, porque sucede y es un dolor, ni entrar en la estigmatización. Pienso que esa estigmatización existió. Al principio yo les decía a los que me sacaban el tema “¿vos viste el mapa de Rosario? Hasta donde yo sé, no tiene ni límite ni frontera con ningún otro país”. Evidentemente, si la droga llegó a Rosario primero entró a Argentina. Es imposible que Rosario tenga el problema que tiene sin la ineficiencia o la corrupción de gente que tenía decisiones a nivel nacional, antes y ahora. Este razonamiento básico, elemental y naíf, es también crudo y cierto. Me cuesta mucho pensarlo como un problema de Rosario y no de Argentina. También hubo mucho de política en todo esto.

— ¿Cómo estás vos con la decisión que tomaste de dejar la conducción de “Morfi”?
— Las decisiones profundas son por una convergencia de motivos. En primer lugar, el más egoísta: yo sigo al aire en Telefé, voy a conducir “Morfi, La Peña” los domingos. Económicamente seguir produciendo el programa me sigue generando un ingreso. No es una decisión con esa osadía de largar todo. Son proyectos en los cuales sigo involucrado. Es una decisión que tiene la osadía del ego, dejar de estar seis días al aire en Telefé para estar solamente uno. Eso no me duele tanto, soy parte de una productora que se llama Corner Contenidos que tiene proyectos que están muy bien y que necesitan de mi cabeza y mi trabajo. Mientras yo esté seis días de la semana al aire y produciendo esos programas, lo nuevo se demora y hay cosas de ficción que tengo ganas de hacer.

— Creo que en este caso el mérito tuyo es bajarte de un programa y también ser consciente de que puede seguir funcionando bien o mejor sin tu presencia.
— Ojalá. Hay una experiencia en la tele que se conoce de dejar un proyecto de esta manera por decisión voluntaria. Fue cuando Nicolás Repetto dejó “Nico” y pasó a conducirlo Pablo Codevila, que fue otro éxito enorme. Creo que lo que le di a “Morfi” ayudó sin dudas, a la “Peña” le va bárbaro y soy productor, director técnico y sé cuándo hay que sacar un jugador, en este caso sería yo. De todas formas voy a seguir laburando, voy a estar en el control porque voy a seguir siendo el productor general.

— ¿Vos qué mirás en tele?

— Un poquito todo muy por arriba. Soy cocinero, no crítico de televisión. Entonces veo un programa y lo analizo como un chef. “A ver qué le puso este, a ver cómo condimentó por acá”. No me relajo ni lo disfruto tanto. Me gusta ver que a otros les salgan las cosas bien. Miro series.

— ¿Qué series mirás?
— Me gustó mucho Ray Donovan, mucho. Tiene la lógica de un policial negro norteamericano y está bárbaro.

— ¿En qué ficción estás trabajando?
— Tengo una idea histórica para tele que estoy charlando con el canal, y hay
otra que estoy escribiendo que podría ser una película. Nosotros fuimos productores asociados de “Relatos Salvajes” que fue increíble y me quedé muy vinculado al área, participé en muchos procesos de producción, aprendo todo el tiempo. Es como que estoy haciendo un master en cine participando desde adentro con grandes productores cinematográficos que son amigos y me dejan jugar adentro.

— Volviendo a la tele, te escuché decir hace poco que el mejor de todos conduciendo es Nico. ¿Por qué?
— Es el más completo, es culto, simpático, lindo, tiene un montón de cuestiones que suman mucho. Es muy inteligente. Me gusta también la gente como él que toma desafíos nuevos. Me caen mejor que aquellos que hacen siempre lo mismo y se quedan en su zona de confort.

Ping Pong con fotos

Rosario 12. “Es un lugar extraordinario donde aprendí mucho. Un diario en el que me dio orgullo trabajar con compañeros que me enseñaron un montón. Fue la posibilidad de escribir y cumplir un objetivo. El sueño más grande que tenía era trabajar en blanco en un diario, yo quería eso. Mientras lo soñaba existía solo La Capital, después apareció Rosario12 y me abrió un mundo. Fue el crecimiento profesional más grande de mi vida. Pasar de ser un pibe que estudia a trabajar en un diario importante con periodistas brillantes”.

Pedro. “Esta es una foto que tuvo un recorrido muy curioso, primero te hablo de la foto. Yo no suelo subir fotos con mi hijo, ese fue el día de la graduación y tuvo un recorrido tremendo, fue nota en los canales de noticia. Resultó una atracción periodística que yo tuviera un hijo lindo y de 1,90. Yo también lo hubiera hecho noticia y por las dudas hubiera hecho periodismo de investigación (risas). Es lo que más me importa en el mundo. Tuve mucha suerte con los chicos, también me ocupé. Tengo un hijo que es un buen tipo, en mil gestos lo veo. Ser padre es el lugar donde me siento más seguro, porque sin ser perfecto es la materia en la que más me esforcé en mejorar. Creo que lo logré. Cada día que fue pasando yo fui mejor padre porque me ocupé de serlo. Estoy muy concentrado en ese”.

Elena. “Es la nena. Es todo lo que está bien. Tengo la suerte de verla todos los días. No me cuesta nada, me hace bien, me hace reír, charla lindo, es un sol. Uno se separa porque como pareja no va, pero te tengo que decir que Mariana y Camela, son madres extraordinarias, el trabajo en equipo en los dos casos da gusto, sobre todo cuando ves a los chicos”.

Bio

Fue productor del programa Sábado Bus conducido por Nicolás Repetto, en el que estaba a cargo del segmento “La pregunta animal” que luego continuó como programa independiente. Fue productor de Hora clave, programa político conducido por Mariano Grondona. Hasta 2008 estuvo al frente de 23 minutos en el canal C5N.

En 2007 condujo junto a Reynaldo Sietecase y Maximiliano Montenegro el programa Tres poderes, que en 2010 fue interrumpido. Desde 2010 condujo en televisión Esta noche, de lunes a jueves, ya que el viernes cambiaba la temática para convertirse en Esta noche, libros, dedicado a la literatura, con la co-conducción de Eugenia Zicavo.

Fue productor y conductor del programa Gracias por Venir, Gracias por Estar, con la modelo y actriz Julieta Prandi, los sábados en Telefé, con picos de rating de hasta 21 puntos. En radio, condujo La banda ancha junto a Julia Michelón, en la radio Mega 98.3, desde 2006 hasta 2009; hasta 2009 también condujo Mejor imposible. Hizo Mundo Rozín, por la FM 101.5 Pop Radio.




+ Noticias


En Portada